JOVEN DE NACATE TERMINÓ UNA CARRERA UNIVERSITARIA CON INTERNET DEL ESTADO

Se trata del Plan “Línea” que favorece al acceso a la conectividad en Capital y departamentos del interior. Ximena Flores logró recibirse de en la carrera de enfermería desde su lugar conocido como las Sierras de Nacate. Los detalles

El derecho a tener acceso a la conectividad de todos los habitantes de La Rioja es uno de los pilares de la gestión del gobernador Ricardo Quintela y, para lograrlo, la Secretaría de Comunicación y Planificación Pública implementa políticas públicas, como el Plan En Línea, que tiene como objetivo fundamental llegar con internet a cada casa o espacio público de Capital e interior provincial.

En el interior, se destaca el ejemplo de Ximena Flores, reciente egresada de la carrera de enfermería de la Universidad Nacional de La Rioja, una nueva profesional riojana que, gracias a la posibilidad de tener acceso a la red, pudo sortear diferentes obstáculos y así lograr su objetivo, el poder graduarse y trabajar para ayudar a las personas de su localidad.

Ximena vive en las Quebrada de las Sierras de Nacate, en el Departamento General Ocampo, a unos 213 km de la capital provincial, en una zona de cerros y lomas donde es muy difícil la señal de comunicación, ya sea telefonía o internet.

La reciente egresada comentó que su vocación por la enfermería surgió porque su papá era auxiliar de enfermería, ahora es enfermero universitario, “él trabajaba en un pueblito (El Mollaco) donde yo hice la primaria, nos íbamos a caballo y luego de terminar la primaria hice el secundario, me quedaba como a 20 km de casa, iba en moto o a dedo, toda mi vida hice dedo. Luego decidí estudiar enfermería porque me gusta y quería encontrar una forma de ayudar a alguien, a mi pueblo, a la gente” señaló.

Ximena remarcó que “no fue fácil ir a la universidad cuando uno vive muy lejos, en el interior, en el campo”; además comentó que “vino la pandemia, estaba en mi último año y nosotros no teníamos internet, solamente señal en la loma y me tenía que subir caminando a la mitad de la loma, encontré un palito y un pedazo de botella, ahí ponía el teléfono y conectaba, tenía una sola barrita de señal”. “Ahí entraba en las clases y hasta donde tenía crédito, los profes y compañeros sabían mi situación y me ayudaban muchísimo” agregó.

“Pasé todos los climas –continuó- frío, calor, lluvia y cuando me recibí llovía y fui a rendir a otro pueblo que ya tenía la conectividad y lo hice sentada en un auto que me prestó un profesor de la escuela de El Mollaco, y gracias a Dios la profe me tomó primero, porque encima que llovía, el internet andaba mal, fue muy difícil y sé que hay muchos chicos del interior que están pasando por esto, agradezco mucho que se haga viral esto para que ellos sigan adelante y que lo van a lograr”.

La reciente egresada manifestó que en su época de estudiante “solamente tenía señal de Personal y tenía un celular muy precario en ese momento y un día cuando dieron los IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) en mi pueblo va el intendente de nuestro departamento, el ingeniero Jorge Salomón, y yo le plantee la situación, que ya era casi imposible, que me costaban las clases, el crédito que gastaba, que tenía ganas de dejar todo, que no me iba a poder recibir porque ni siquiera tengo internet, en ese tiempo por la pandemia, no podíamos ir de un pueblo a otro. Me sugirió grabarle un video al gobernador explicándole la situación, lo hice y se lo di con toda la esperanza”.

“Pasaron muchísimos gobiernos, que nos prometían que por lo menos íbamos a tener una conexión o una antena de señal y nunca pasó; pero el día que fueron a dar la noticia que iban a poner internet fue increíble, yo ya me había recibido y en otro pueblo anterior ya habían puesto internet, porque gracias a la conectividad yo pude rendir acá en las sierras” destacó.

La nueva profesional indicó que “cuando llegó el internet a mi pueblo yo me sentía súper emocionada, no solo por mí, también por mis vecinos, por mi familia, porque van muchos chicos a la escuela y ahora se les va a facilitar muchísimo”. “Gracias a dios ya tenemos internet a nuestros domicilios” añadió.

En el presente, Ximena hace prácticas en una salita de la localidad El Quemado durante dos días y otros dos días en el Hospital distrital de Catuna y sobre su futuro expresó “yo siempre dije que me quería quedar en mi pueblo, pero no sé qué es lo que Dios me tendrá preparado para mí, me gustaría mucho seguir la carrera de medicina”.