GOBIERNO E INDUSTRIALES PACTARON FRENAR DESPIDOS HASTA DICIEMBRE

Para ellos el Gobierno provincial se comprometió a crear un Fondo Compensador para subsidiar el 50% de la energía para las empresas.


El gobernador Sergio Casas, acompañado por industriales, anunció hoy la adopción de medidas tendientes a evitar los despidos en el sector industrial. Con ese motivo, se suscribió un acta acuerdo en defensa de la industria y el trabajo digno, con empresarios, representantes de los gremios involucrados y los diferentes actores económicos y sociales de la provincia.

Para ello, el Ejecutivo enviará en forma inmediata a la Cámara de Diputados el proyecto de “Ley de protección del trabajador de la industria” para todo el ámbito de la provincia de La Rioja, hasta el 31 de diciembre de este año. Si bien, la difícil situación de las industrias no fue generada por la Provincia, la iniciativa prevé la creación de un Fondo Compensador Eléctrico de 30 millones de pesos para solventar en parte la demanda energética de las industrias manufactureras radicadas en la provincia, y se reducirá al 50% la alícuota sobre los Ingresos Brutos. Las empresas que accedan a estos beneficios se comprometerán a preservar las fuentes laborales registradas.

“Tomamos medidas concretas para defender a los trabajadores del Parque Industrial. Para eso propiciamos herramientas a través de la Ley de Protección del Trabajador de la Industria. Les solicitamos a los empresarios, asumir el compromiso de mantener las fuentes de trabajo”, expresó el gobernador.

Cabe resaltar que la medida, que tiene como objetivo la defensa de las fuentes de trabajo riojanas, se fundamenta en la profunda y aguda crisis que atraviesa el sector industrial, como consecuencia directa de las políticas de ajuste y liberalización económica implementadas por el Gobierno Nacional en consonancia con los dictados del Fondo Monetario Internacional. Ante la difícil situación que golpea a las empresas radicadas en La Rioja fruto de las políticas económicas nacionales, el Gobierno de la Provincia, bajo la impronta de la defensa de los trabajadores, define soluciones e impulsa acciones concretas.

En el acto que se realizó hoy en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, estuvieron presentes el presidente de UNIR Bogos Ekserciyán, el vicepresidente de UNIR Raúl Garat, de Laboratorios Beta Norberto Tizón, el secretario general de la CGT San Martín Jorge Reynoso, el secretario general de AOT Ramón Gómez, representantes de Polinoa, Enod, Solartec, Serrano, Unisol, Zalaya servicios industriales, Alimesa, Ángel Estrada, Tecotex, Convenor, Pastora Rioja, Hilados, Colortex, Ivisa, Laboratorios Bago, Gualco, Olives, Ikon, Kalpakian, San Huberto, La Riojana, entre otros.

Además, el gobernador estuvo acompañado por la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados Adriana Olima, los diputados provinciales Teresita Madera, Ricardo Quintela, Elio Díaz Moreno, Roberto Luna, los ministros de Industria Rubén Galleguillo, de Infraestructura Juan Velardez, de Hacienda Jorge Quintero, los secretarios de Trabajo Myriam Espinosa, de Representación Institucional Griselda Herrera, de Prensa y Difusión Luis Solorza, directores y coordinadores del área de Industria, entre otros.

El proyecto de ley

El proyecto prevé la creación de la Ley de Protección del Trabajador de la Industria para todo el ámbito de la provincia de La Rioja hasta el 31 de diciembre del presente año, prorrogable en caso de persistir las actuales condiciones que motivan esta norma.

En este marco, la Provincia creará en el ámbito del Ministerio de Planeamiento e Industria un Fondo Compensador Eléctrico para solventar en parte la demanda energética de las industrias manufactureras radicadas en la provincia, que se distribuirá entre las empresas que realicen los trámites correspondientes. Además, prevé por el tiempo que dure la emergencia, reducir al 50% la alícuota sobre los Ingresos Brutos.

Cabe destacar que el proyecto de ley deja establecido que para acceder a los citados beneficios, las empresas se comprometerán formalmente a preservar las fuentes laborales registradas existentes al momento del otorgamiento de esos beneficios.

Asimismo, la norma sostiene que la Provincia invitará a los municipios departamentales de la provincia a adherir a la ley, en referencia exclusiva a la reducción de tasas y contribuciones municipales que inciden sobre la matriz de costos de las empresas inmersas en la crisis profunda que afecta al sector industrial.

El acta acuerdo

El documento firmado por el gobernador Sergio Casas y representantes de UNIR, CGT e industrias radicadas en La Rioja, indica que este acuerdo se fundamenta en la situación de emergencia que atraviesa el sector industrial de la provincia, como consecuencia de las políticas nacionales de ajuste económico que impactaron de lleno en las industrias y las economías regionales del interior del país.

Así, considera que las políticas macroeconómicas de ajuste puestas en marcha por el Gobierno Nacional, implicaron el agravamiento y profundización de la crisis del sector de manufactureras industriales de base nacional que se vieron perjudicadas sensiblemente por la recesión económica, la apertura indiscriminada de importaciones, la inestabilidad cambiaria, la persistencia de la inflación y la falta de expectativas que afectaron seriamente los niveles de venta, de producción y de empleo en las fábricas localizadas en el interior del país.

Además, sostiene que la política económica del Gobierno Nacional excluyó el desarrollo industrial como uno de los vectores del crecimiento y fuente genuina de trabajo que dinamiza el circuito económico, alienta la demanda, incentiva las inversiones y potencia todos los sectores básicos del engranaje económico.

De igual manera, hace referencia a que la recesión económica, la inflación sostenida, el incremento continuo desproporcionado de las tarifas de servicios de energía eléctrica, gas y combustibles, la elevada presión tributaria, las altísimas tasas de interés y la falta de crédito para capital de trabajo, constituyen una mezcla letal para la continuidad y supervivencia de las empresas industriales riojanas.

De igual manera, el acta acuerdo sostiene que ante el cierre de varias industrias radicadas en La Rioja y la pérdida de 2 mil puestos de trabajo a partir de enero de 2016, tendencia que se acentuó en los últimos dos años, es necesario proceder a la toma de decisiones que eviten el derrumbe definitivo de la actividad industrial de la provincia.

Se considera necesario así una malla de contención de las inversiones y de los 7 mil puestos de trabajo director que representa y sostiene la industria riojana, que de ser despedidos no encontrarías posibilidades de reinserción laboral dada la magnitud y profundidad de la crisis económica en curso.